Gladys La Bomba Tucumana funcionaria, es subsecretaria y cobra $27.000

En 2015, la cantante y participante de ShowMatch, aseguró que iba a ocupar el cargo de Secretaria de la Cultura en su provincia por un corto tiempo. Pero no. BigBang un sitio de noticias porteño accedió al recibo de sueldo del mes de marzo.

Saltó a la fama por cantar el megahit “La pollera amarilla” y décadas después se convirtió en asesora de la Secretaría de Cultura del Gobierno de San Miguel de Tucumán. Gladys “La Bomba Tucumana” Jiménez aceptó el cargo pese a ser criticada por no ser una funcionaria de carrera.
Al iniciar sus actividades sostuvo que se encargaría ese puesto por solo tres meses.

“Yo en mi vida jamás he cobrado un sueldo de ninguna entidad pública. Yo vivo hace 32 años de lo que amo hacer, que es la música”, afirmó en una entrevista realizada a La Once Diez/Radio de la Ciudad en 2015 cuando recibió el nombramiento. Por entonces, también, mediante una conferencia de prensa anunció su renuncia al sueldo y pidió que el dinero sea donado.  “No soy una candidata que está investigada; soy una simple ciudadana, una chica recontra pobre que viene desde abajo”, sostuvo.

 

El recibo de sueldo de marzo.

Tres años después, la realidad marcaría otra situación. El sitio BigBang accedió a un recibo de sueldo con fecha de marzo de este año. Allí figura que la artista recibe un pago de 26.923,39 pesos mensuales. También, en el documento se puede leer que la fecha de inicio de sus actividades, por la que percibe dicho salario. Desde el 13 de julio de 2015 “La Bomba” es parte del gobierno provincial.

“Quiero hacer política, voy a recontra prepararme, voy a estudiar” señaló en su momento. Y las críticas de sus nuevos “colegas” no tardaron en llegar. A la artista la cuestionó el legislador Ricardo Bussi y no se quedó callada. “Yo quisiera que Bussi me diga qué ha hecho sentado ahí (en su banca). Las únicas veces que se lo ve es para las elecciones. ¿Qué hizo como senador? La verdad es que no sé qué es, sólo se lo ve para las elecciones”, lanzó Jiménez.

“No quiero el dinero del estado”, sostuvo la cantante.

Pero pese a sus actividades, nunca dejó de realizar sus shows por todo el país. Como si fuera poco, en abril de este año la cantante tropical firmó contrato para estar en Bailando por un sueño. Ayer hizo su debut en la pista y contó con la compañía del intendente de Lules, Carlos Gallia. Además de estar en bambalinas apoyando a la cantante, Gallia le llevó regalos a Marcelo Tinelli.

Sin embargo, La Bomba dejó mucho que desear. Ante las críticas del jurado, la cantante sostuvo que no ensayó mucho y prometió aumentar la frecuencia de encuentros con su partener. Eso significa que serán más los días de entrenamiento y repaso de las coreografías.

Pero, de cumplir con las declaraciones ayer, la polémica que se desprende de la documentación instala distintas preguntas: ¿Cumple funciones actualmente? ¿Cómo lo hace? El sitio BigBang quiso contactarse con Gladys pero no respondió.

Como ocurrió en otros casos, los famosos que viven en el interior pueden elegir entre instalarse en Buenos Aires o viajar para el ensayo general y seguir entrenando en la semana a distancia. Mediante el envío de videos o transiciones online el coach, el partener y el famoso acuerdan los detalles de cada presentación.

Pero Gladys no confirmó cuándo regresará a Tucumán. Bailó y varios programas de tevé la esperan para que asista a entrevistas. Por otro lado, la cantante podría ser tentada a realizar algunas presentaciones en discos porteñas o del conurbano por lo que se extendería su estadía en Buenos Aires, lejos de Tucumán. Como plan “b”, de ser que Gladys decida viajar semanalmente a su provincia, el tiempo de vuelo y traslado también le restaría horas de su función pública. Y por su desempeño, tal como se puede dilucidar, pasará muchas horas ensayando para no terminar nominada al duelo de manera constante.

 

Fuente: http://www.bigbangnews.com/

Muestrame
Close