300% No es ninguna exorbitancia, es lo que justificó el edil Adolfo Saracho vice presidente del órgano legislativo de Concepción

Falta de respeto social, ignorancia, vivir de espaldas a una sociedad… hay muchos modos de llamar a los integrantes del Concejo Deliberante de Concepción el cual se amparó en el cliché de “Debemos hacer contención social”, justificó el edil Saracho; cada concejal dispondría de $ 44.000 por mes para gastos de funcionamiento. Se auto aumentan sus dietas un 300%, un grave caso de antagonismo con respecto a lo que cobran los trabajadores que día a día trabajan bajo las inclemencias del tiempo y con tremendo esfuerzo y sus ingresos no llegan a cubrir la canasta básica.

“Lo que pedimos no es ninguna exorbitancia” dijo Adolfo “Gringo” Saracho, vice pte. del HCD.

Los candidatos a concejales usaron las muletillas de Justicia social, El Cambio, y otras frases que conmovieron el delicado tejido social, fueron sus estandartes cuando caminaron las calles de la ciudad buscando el tan ansiado voto para producir supuestos cambios en una ciudad que merecía ser digna de ellos.
Hoy parece que todo esto quedó atrás, es lo que se percibe desde una mirada a las redes sociales que en un unánime rechazo del increíble aumento en las dietas de parte de los usuarios de facebook y twitter.
“El incremento es una barbaridad. Con esta medida, el Concejo Deliberante de nuestra ciudad pasa a constituirse en el más caro de la provincia”, acotó Herrera, a la vez presidente de la junta de Gobierno local de la Unión Cívica Radical (UCR).

José Calcagni y Alfredo Estéfano Concejales radicales disidentes.

Mientras tanto la decisión del Concejo de incorporar un artículo que obligue a la Intendencia a depositar el 1,75% de lo ingresa al municipio contó con el apoyo de todos los ediles del Frente para la Victoria (siete en total) más dos de los radicales disidentes José Calcagni y Alfredo Estéfano, indentificados con la línea del legislador Ariel García.

El único Concejal que votó en contra fué Ramiro Beti

En contra votó el macrista Ramiro Beti, único oficialista que se encontraba en el recinto durante la votación.
Las justificaciones del pedido del 300% siguieron de la mano del edil Saracho (FpV) vicepresidente del órgano deliberativo cuando dijo: “Lo que pedimos no es ninguna exorbitancia porque en otros municipios el porcentaje que se le garantiza a los concejos ronda el 3% de lo que ingresa al municipio. Aquí se nos viene depositando de acuerdo al capricho del intendente”.

Muestrame
Close