Le dijeron “maricón” en la comisaría por denunciar a su mujer: ella lo mató

Alfredo Turcumán, de 28 años, murió en San Juan luego de ser apuñalado por su esposa, Claudia Moya, a quien en reiteradas veces había denunciado por violencia de género.
Resultado de imagen para Alfredo Turcumán
Turcumán murió este jueves en la mañana, luego de varios días en terapia intensiva y cirugías para intentar reparar el daño causado por el puntazo que le perforó el ventrículo izquierdo del corazón. El joven tenía apenas 28 años y sus familiares y amigos recibieron la peor noticia cuando se encontraban en el Hospital Rawson, donde era atendido Alfredo desde el primer momento.

El hombre agonizó durante ocho días en el Hospital Guillermo Rawson luego de recibir una puñalada cerca de la tetilla izquierda, a la altura del corazón.

En reiteradas ocasiones el hombre había denunciado hechos de violencia, sin embargo, uno de los hermanos de la víctima declaró a al Diario de Cuyo que “la mujer tenía unos celos muy enfermizos contra la hija de él. Muchas veces fue golpeado y en la comisaría le pidieron que ‘no fuera maricón'”.

La familia de Alfredo Turcumán, `rotos´ por la muerte del joven
El hermano de Alfredo aseguró que el joven había intentado hacer la denuncia sobre los arranques violentos que tenía su ex pareja pero que no tuvo respuesta desde la policía.

Al ingresar al hospital, Turcumán dijo que la herida había sido provocada por él mismo en un accidente doméstico. Sin embargo, a la Policía le pareció sospechoso e inició una investigación.

Familiares del herido contaron que Turcumán y Moya se habían casado hacía pocos meses y que la mujer “lo hostigaba y agredía de manera permanente”. Incluso relataron que hasta los compañeros de trabajo lo veían “golpeado y con moretones”.

El juez de instrucción Benedicto Correa ordenó la detención de la mujer y caratuló la causa como homicidio agravado por el vínculo.

Muestrame
Close