ActualidadEconomía

Biscay, director del Banco Central, denuncia que el Gobierno lo quiere remover de su cargo

Uno de los seis directores que integran el Banco Central, Pedro Biscay, denunció este viernes a través de un comunicado que el Gobierno lo quiere remover de su cargo, para el cual fue designado en octubre de 2014, con acuerdo del Senado y con mandato hasta el año 2019.

“Hago público que en el día de la fecha he tomado conocimiento que el Poder Ejecutivo Nacional pidió mi remoción como Director del Banco Central de la República Argentina”, comenzó Biscay su texto.

“De acuerdo a las disposiciones del artículo 7 de la Carta Orgánica del BCRA, el ejercicio del cargo de Director dura seis años y goza de estabilidad en virtud del mandato conferido por el Congreso Nacional. El plazo de duración es mayor al plazo previsto por la Constitución Nacional para el cargo de Presidente de la Nación, garantizando así la independencia y pluralidad de criterio de los miembros del Directorio del Banco Central”, expresó.

El directivo atribuyó el objetivo de removerlo de su cargo a la intención de “silenciar cualquier voz que no sea funcional al discurso del Gobierno Nacional”.

“Es mi deber como Director advertir que este proceder significa un avasallamiento a la independencia e institucionalidad del Banco Central por parte del Gobierno Nacional. Que, además, no existen fundamentos para el mismo y se basa – únicamente – en la intolerancia respecto de mis opiniones técnicas sobre el manejo de la política económica, monetaria y los niveles de endeudamiento que se están llevando a cabo en el país”, continuó.

Biscay destacó la independencia de sus opiniones que se vienen demostrando a través de sus participaciones en el organismo. “A través de votos y de otros informes específicos, vengo expresado mis opiniones con responsabilidad, basado en criterios prudenciales y teniendo en cuenta, en cada una de las decisiones, la promoción del bienestar general y la defensa irrestricta del mandato legal exigido por la Carta Orgánica al cuerpo directivo del banco, que exige el cumplimiento de objetivos múltiples, que no son tenidos en cuenta por la actual conducción”, explicó.

Además, enumeró las cuestiones en las cuales ha marcado diferencias en cuanto a la línea que ha marcado la administración de Federico Sturzenegger: “He mantenido criterios de oposición a la desregulación plena en materia cambiaria, por sus efectos nocivos sobre la estabilidad financiera, el empleo, el desarrollo económico con equidad social y la fuga de capitales. He procurado también durante este tiempo el cumplimiento cabal de la intervención previa del Banco Central de la República Argentina en el análisis de los impactos que, sobre el balance de pagos, podría ocasionar la veloz dinámica de endeudamiento externo, tal como exige la Ley de Administración Financiera del Estado”.

“También vengo efectuando informes críticos y solicitando la revisión de los criterios de política de tasa de interés que implementa el Comité de Política Monetaria, en atención a los riesgos que el abultado volumen de Lebac emitido, podría generar sobre el tipo de cambio, la estabilidad de precios y la estabilidad financiera del país. En todos los casos, he solicitado al Presidente del BCRA que revise sus criterios de política monetaria en aras del cumplimiento de las obligaciones que hacen al regulador del sistema financiero”, continuó.

“Estos hechos demuestran un desprecio por la independencia del Banco Central, dando cuenta de una gravedad extrema que daña la calidad institucional del banco y de nuestra democracia”,concluyó.

Pedro Biscay fue el miembro del directorio que en marzo pasado denunció que en una reunión de directores y gerentes de la entidad se mostró un power point con una foto de Florencia Kirchner con el objetivo de analizar cómo investigar a la hija de la expresidente Cristina de Kirchner. “¿Y con esta qué hacemos?”, se había escuchado decir a uno de los presentes.

Biscay le envió una fuerte nota a Sturzenegger en la que expresó que el Banco Central no tiene como“misión investigar a nadie, a lo sumo puede colaborar a pedido de un juez”. “Acá hay una clara situación persecutoria”, le dijo en esa oportunidad.

Mostrar Más

Artículos Relacionados