Carlos Tevez contó por primera vez detalles de su dura historia familiar y otras vivencias desconocidas

El "Apache", emocionado, reveló que su madre lo abandonó de niño y fue criado por su tía. Su papá murió antes de su nacimiento

Carlos Tevez aprovechó su estadía en Argentina para sentarse en el living del programaAnimales Sueltos donde mantuvo una entrevista con Alejandro Fantino. El ex futbolista de Boca se mostró dispuesto a hablar de todos los temas: contó sobre su sufrimiento ante los objetivos incumplidos, la educación de sus sobrinos en China, recordó sus días en la escuela en Fuerte Apache que le generaron una dificultad para leer hasta el presente y el abandono que sufrió de su madre.

El futbolista de 33 años, que el lunes retornará a China pero previamente visitará la Bombonera, contó la dura vivencia familiar que carga sobre su espalda por primera vez.“Hay una parte de mi historia que es fuerte, sólo la sabe mi círculo íntimo”, advirtió.

“Todos piensan que el cambio de apellido mío fue cuando pasé de All Boys a Boca. Mi madre verdadera me tuvo a mí y mi viejo muere antes que yo nazca. Mi vieja se volvió loca, en un barrio donde está la delincuencia y la droga, y ella no me pudo criar“, detalló.

Como no me podía criar y estaba re loca todo el tiempo, me agarró mi tía y me llevó con ella. A ella le digo madre y a su marido le digo papá. A mi mamá, Fabiana, la veo, recuperé la relación hace 5 años“, explicó cómo continuó aquella historia.

“Nos sentamos y hablamos. Ella está muy bien. Yo de parte de ella tengo 12 hermanos y por parte de mi otra familia tengo 5. Son todos hermanos. Uno de esos hermanos lo tengo preso, es difícil para uno“, agregó.

“Me crié con Adriana y Segundo, que es mi papá. Mi viejo (biológico) andaba en la joda, pero fui un chico buscado. Dicen que él siempre abrazaba a la panza y me hablaba. Saber eso me hizo muy bien”, dijo sobre las historias que le contaron en los últimos años.

También contó el dolor sufrido por la enfermedad que le impedía a su madre biológica criarlo y la enseñanza de los familiares que lo adoptaron: “Tenía seis años y sabía que era mi vieja la que estaba tirada en el piso. La veía ahí, re local y mi viejo (Segundo) me abrazaba, me daba la vuelta y me decía tenés que estudiar“.

“Yo fui a la escuela en el barrio. Cuando estaba en Inglaterra aprendiendo inglés, me decían que teníamos que estudiar los verbos y yo les decía ‘¿qué verbos?’. Para que se den cuenta cómo estaba la educación cuando era chico: hice hasta octavo grado sin leer“, confesó.

No leía. Aprendí de grande a leer. Empecé a leer libros. Cada vez que agarro un libro, lo leo una vez y no lo entiendo. Y lo tengo que volver a leer. Por ahí estoy en la misma hoja tres o cuatro veces hasta que lo entiendo”, explicó.

El Apache se sinceró sobre su crianza y explicó las expectativas que tenía si no hubiese alcanzado la gloria como jugador: “Cuando me preguntan qué hubiese sido si no era futbolista, respondo albañil o cartonero. Mi escuela fue la calle. No tuve la enseñanza de sentarme con un profesor”.

LA SORPRESA POR LA ENSEÑANZA EN CHINA

Tevez se instaló en China a comienzos de este año acompañado por las familias de su hermano, su cuñado y el profesor de golf. Uno de los debates trascendentales que debieron afrontar fue sobre la enseñanza de los más chicos de la delegación de esta“aventura”, como él catalogó su estadía en el Shanghai Shenhua.

“Ellos fueron con la mentalidad de no mandar a los chicos por la escuela y que hagan el curso por Internet desde China. Con Vane (su esposa) les propusimos que manden a los chicos a la escuela aunque sea este año porque ellos se iban a ir con un buen nivel de inglés“, señaló

“A los tres meses nos llamaron a una reunión de padres y en una pantalla grande pusieron el primer día de los chicos en clase. Cómo ellos se manejaban para pedir la comida o comunicarse. Hacían todo con un papel o llamaban a Flor (su hija mayor) para que les pida la comida“, relató.

Lentamente, los menores se fueron adaptando al idioma y el cambio fue radical: “Al mes, ellos se iban largando solos. A los tres meses, los chicos estaban hablando inglés perfecto como si fueran Flor, que estudió 12 años inglés“.

EL DOLOR ANTE LOS OBJETIVOS INCUMPLIDOS, EL JUICIO EN INGLATERRA Y EL REGRESO A SU BARRIO

— “Lloré muchísimas veces. A dónde más lloré es en el hombro de Vane (su esposa). Ahí es donde más me quiebro. Por ahí puedo llorar solo, pero cuando tengo el afecto de ella, o cuando le da el abrazo, uno se larga. Siempre tuve el pensamiento de dejar el fútbol a corta edad: ya sentía cansancio por la autoexigencia“.

— “Cuando firmé mi primero contrato con Corinthians, que hice la verdadera diferencia le dije a mi representante que no quería esa plata, que con esa plata saque a mi familia del barrio. ‘Quiero que comprés 15 casas afuera del barrio y saqués a toda mi familia de ahí’. La próxima generación de Tevez tiene que ser mejor“.

— “Tengo un amigo que tiene un restaurante en el barrio: el bar de Benito. Estábamos medio tiroteados con Vane y le dije de ir a comer. Le advertí que íbamos al barrio y ella me dijo que no había problema. Nos fuimos al barrio al mediodía y comimos ahí, la gente no entendía nada. Nosotros somos felices si tomamos un avión a París o estando en el barrio donde nací“.

— (El día que fue preso en Inglaterra por manejar sin registro) “Estaba con los presos y los tipos me miraban; imaginate a los ingleses todos inflados, con tatuajes. Vamos a tener que pararnos de mano, dije. Se me pasó la tristeza y ya empecé a hacerme el malo porque si te apichonás es peor“.

— (El juicio que debió afrontar) “Fue una locura. Llegaba a la corte y me encerraban en un cuarto con reja, y declaraba desde ahí. Tuve que pedir disculpas agachando la cabeza. La jueza me cagó a pedos, me decía que no podía hacer eso porque tenía que ser ejemplo siempre de los chicos. Ahí uno aprende. Porque uno sea lo que sea, no puede hacer lo que quiere“.

SU PASO POR BOCA Y LA POSIBILIDAD DE UN REGRESO

“Es muy difícil que vuelva”, reconoció el Apache (DyN)

“Es muy difícil que vuelva”, reconoció el Apache (DyN)

— “Cuando perdimos con Independiente del Valle tenía pensado retirarme”.

– “No me arrepiento de la decisión que tomé, sé que hice lo mejor para Boca, primero; y segundo, para mí”.

— “Es muy difícil que vuelva. Aunque uno tenga ganas y haga lo posible para volver, es muy difícil. Tengo un contrato que es muy difícil romper”.

— “Uno sueña con que le agarre el hambre de ganar la Libertadores y me den ganas de prepararme mejor que nunca”.

Muestrame
Close