Las 5 hipótesis que ya fueron investigadas por el caso Maldonado

Desde que fue visto por última vez hasta hoy circularon varias versiones e hipótesis sobre lo que pudo haber ocurrido con el joven. Qué se debió investigar, y por qué se apunta a la Gendarmería.

A más de un mes de su desaparición tras una protesta mapuche en Chubut, las hipótesis que circularon sobre lo que pudo ocurrir con Santiago Maldonado no fueron para nada escasas. Días atrás, en el Gobierno se inclinaban por una posible herida mortal provocada por un puestero, que fue desechada tras una pericia clave para el caso.

Del camionero que dijo haberlo trasladado en el litoral a la conjetura del “sacrificio” que circuló horas atrás, cuáles son las teorías que ensuciaron la investigación y las principales sospechas que apuntan a la Gendarmería.

EL SUPUESTO QUE CAMIONERO

Una de las primeras versiones que fue instalada vinculaba a Maldonadocon un viaje al litoral, puntualmente a Entre Ríos. El llamativo relato de un camionero, Pedro Miño, de 73 años, que dijo haberlo trasladado hastaGualeguaychú fue investigado durante varios días, y luego se sumó la cámara de seguridad de una estación de servicio en la que se veía a un joven con características similares.

Uno de los últimos registros fotográficos de Maldonado, en Santiago de Chile.

Sin embargo, la familia aclaró que no era Maldonado. Pero además, el propio protagonista del video de las cámaras de seguridad salió a aclarar que el que se veía en las imágenes era él. “Si no es el mismo, es el gemelo”, había dicho el camionero que aseguraba, además, que el joven se trasladaba en bicicleta y se le había roto el pedal. Por esa razón, Maldonado fue buscado en la zona de Ceibas, cercana a Gualeguaychú, y también en la costa del río Uruguay.

LAS HERIDAS MORTALES

Era una de las hipótesis por las que se inclinaba el Gobierno hasta hace unos días. Se trata del testimonio del puestero Evaristo Jones, quien dijo haber herido a una persona con un cuchillo durante un ataque de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) a su puesto, en la estancia de Benetton. Fue él mismo quien aportó una prenda con manchas de sangre para que se cotejen con los patrones genéticos de la familia Maldonado.

Sin embargo, esta semana los resultados de esos estudios de ADN confirmaron que no eran del joven que permanece desaparecido. Jones dijo que las heridas podrían haber sido mortales. Pero la familia desconfió de esa versión desde un comienzo, ya que el ataque se produjo el 21 de julio, y días más tarde mantuvieron un contacto por el cumpleaños del joven desaparecido. El intercambio de mensajes de texto del 28 de julio fue incorporado a la causa mediante capturas de pantalla.

LA HIPÓTESIS DEL “SACRIFICIO”

Otra de las hipótesis que circuló en las últimas horas la llamaron “El sacrificio”. Apuntaba a que Maldonado decidió por su propia voluntad y decidió pasar a la clandestinidad con el objetivo de beneficiar a sectores mapuches de la RAM. Esa teoría fue acompañada por versiones que aseguraban que los mapuches no permitieron un allanamiento en las tierras ancestrales.

El joven permanece desaparecido desde el 1 de agosto pasado.
Sobre Maldoando circularon varias versiones e hipótesis.

Esa hipótesis era sostenida, de un modo llamativo, por el dato de que los perros que participaron del operativo de rastrillaje por la búsqueda de Maldonado entre el 5 y el 16 de agosto marcaron “rastros frescos” sobre la ropa del joven desaparecido rumbo a ese predio.

LA BÚSQUEDA EN CHILE

Hacia fines del mes pasado, otra de las versiones que fueron investigadas ubicaba que Maldonado podría haber viajado a Chile. Inclusive, se dijo que había aparecido sin vida una persona con rastros presuntamente similares a los de Maldonado. Sin embargo, esa hipótesis tampoco fue real.

De acuerdo al documento que fue transmitido a la Justicia argentina por Interpol Chile, “se realizaron las consultas en las morgues de la zona del sur de Chile”, que no arrojaron datos sobre la presencia de una persona con las características de Maldonado.

Marcos Ampuero junto a Santiago Maldonado, días antes de la desaparición, en Chile.

Maldonado estuvo en Chile con su amigo Marcos Ampuero, quien difundió fotografías de ellos juntos la semana pasada, donde aseguraba que había estado días antes de la protesta sobre la ruta 40 que fue reprimida por la Gendarmería.

LA HIPÓTESIS MÁS FUERTE

En el Gobierno hubo un cambio de clima desde esta semana. Si bien primero la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, descartó la hipótesis que apuntaba a la responsabilidad de la Gendarmería, en los últimos días varios funcionarios reconocieron que “las hipótesis más fuertes” apuntan a esa fuerza.

La Gendarmería estuvo a cargo del operativo sobre la Ruta 40 donde se desalojó a los mapuches que reclamaban, donde Santiago fue visto por última vez, de acuerdo al testigo de dos mapuches que declararon esta semana ante el juez que investiga el caso, Guido Otranto.

Esta semana hubo un encuentro clave entre Macri y varios funcionarios de su gabinete por el caso.

Esta semana hubo una cumbre en la Casa Rosada de la que participaron Mauricio MacriBullrich, el ministro de Justicia, Germán Garavano, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas. Un dato no menor: habría circulado un informe de inteligencia que indicaba que no estaban seguros de que la Gendarmería no hubiera participado de forma negativa en el operativo realizado en Cushamen, donde fue visto por última vez Maldonado.

Muestrame
Close