EconomíaFinanzasTarifas

A preparar el bolsillo: tras las elecciones se vienen aumentos en luz, gas y naftas

Los incrementos en los servicios rondarán el 60 % mientras que en los combustibles la suba será del 10 por ciento.

El Gobierno prevé una serie de aumentos en las tarifas de luz y gas y en el combustible luego de las elecciones de octubre. La serie de incrementos se debe a diversos motivos, desde la quita de subsidios y otros por el ajuste de tarifas congeladas que debían aplicarse durante el año pero que se anularon para evitar malestar general en la sociedad.

Las tarifas de luz y gas subirán después de las elecciones.

GAS

El ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren tiene previsto convocar a una audiencia pública en la semana del 13 al 17 de noviembre para discutir un nuevo aumento en el precio del gas. En esa misma fecha se aplicarán aumentos para transportistas y distribuidoras por lo que se estima que el alza total rondará el 35 por ciento.

El precio del gas, que tiene una incidencia del 60% en la factura sin impuestos, pasará de USD 3,77 a USD 4,19, lo que significa un alza del 11,1% en dólares.

El precio del gas subirá tras las elecciones.

LUZ

Una resolución de febrero pasado estableció dos aumentos de la luz al año para los hogares en la Ciudad y el conurbano bonaerense. Así los casi 5 millones de clientes de Edenor y Edesur recibirán a partir de noviembre el nuevo ajuste de tarifas.

La luz podría subir entre un 40 y 110 por ciento.

Por otra parte, las distribuidoras ya cuentan con permiso especial para adecuar sus márgenes de ganancias, con una fórmula de actualización que debe aplicarse cada seis meses, y que este año coincidirá con el alza de noviembre.

El presidente de la Asociación de Defensa de los Derechos de Usuarios y Consumidores, Osvaldo Bassano, recordó que ya desde el año pasado está establecido un aumento para esta época. “El valor final de la factura tendrá un incremento de entre 40 y 110%”, estimó en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red.

COMBUSTIBLES

A fines de septiembre el Ministerio de Energía le comunicó a todos los actores del mercado de hidrocarburos que se liberarían los precios de combustibles, aunque ninguna de las firmas intervinientes en el mercado tiene previsto incorporar los aumentos hasta después de las elecciones.

Los combustibles subirán entre un 8 y 10 por ciento.

El ajuste llegaría recién en noviembre, y el incremento rondaría entre “entre el 8 y el 10 por ciento”. Por estos días, en las estaciones de servicio de la Capital Federal y el conurbano, el litro de la nafta premium se paga en promedio a $ 23, mientras que la “súper” ronda los 20 pesos.

Mostrar Más

Artículos Relacionados