IndignaciónPolicialesSin Perdón

Hallaron el cuerpo de un bebé flotando en un desagüe

Un joven de unos 22 años se dirigía a su trabajo cuando en medio de la podredumbre de un canal de desagüe, ubicado en una de las etapas de la Misión San Francisco y el frigorífico Bermejo en la localidad salteña de Pichanal, descubrió que el cuerpito de un bebé flotaba boca abajo.

A pesar del espantoso escenario, el joven reaccionó de inmediato y llamó al 911 alertando sobre el cuerpo de un niño flotando en un desagüe, cerca de las 15.30 del miércoles. Los policías se trasladaron al lugar y constaron el aberrante hecho. De inmediato solicitaron colaboración. “Tomamos conocimiento sobre un feto en los márgenes de Misión San Francisco, en la parte intermedia y el predio del frigorífico. Un bebé muerto estaba sumergido en el canal de desagüe y de acuerdo a indicios forenses tendría entre 20 y 25 horas desde su hallazgo”, expresó el subcomisario Mendoza de la Policía local en diálogo con Radio Libertad de Pichanal.

Luego de sacado el cuerpo del lugar, fue trasladado a la morgue de Orán a cargo del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) donde intentarán encontrar las causas del deceso y elementos que les permitan acercarse a los progenitores de la víctima. La indignación no se hizo esperar en los vecinos del lugar y sobre todo en las redes sociales.

Según el subcomisario Mendoza “se trataría de un bebé ya constituido, con todas sus extremidades, según lo que se pudo apreciar tendría unos tres o cuatro meses de vida. Tenía cordón umbilical y parte de la placenta, los primeros indicios indican que se trataría de un aborto provocado o espontáneo”. Esperaban resultados de los exámenes cadavéricos para determinar el motivo del deceso y aproximarse al paradero de sus padres

Mostrar Más

Artículos Relacionados