El crimen de Paulina Lebbos: arranca el juicio después de 12 años

Juzgan a 4 ex policías y a un ex funcionario. También estará en el banquillo de los acusados el único de los 6 imputados que estuvo preso.

El 26 de febrero de 2006, Paulina Lebbos (24) salió a bailar con una amiga y nunca regresó. Su cuerpo apareció a los 13 días al costado de la ruta 341. Pasaron casi 12 años del brutal crimen y recién mañana empieza el juicio.

En el banquillo de los acusados habrá cuatro ex policías de la provincia, un ex secretario de Seguridad del gobierno de José Alperovich (todos acusados por “encubrimiento”) y Roberto Luis Gómez, imputado por “privación ilegal de la libertad” y el homicidio de la joven.
 El juicio está a cargo de la Sala 3 de la Cámara Penal tucumana, integrada por los jueces Carlos Caramuti, Rafael Macoritto y Dante Ibáñez.El tribunal será el encargado de analizar la prueba y determinar el grado de responsabilidad de cada uno de los acusados. Se trata del ex jefe de Policía de Tucumán Hugo Raúl Sánchez; del ex subjefe Nicolás Barrera; del ex subjefe de la Regional Norte Héctor Rubén Brito; del ex policía Hugo Waldino Rodríguez; y del ex secretario de Seguridad Eduardo Di Lella.  
Les atribuyen el “encubrimiento” del crimen de Paulina
“Gómez es el único de los seis imputados que estuvo preso y que a fines de 2016 fue liberado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación por haberse cumplido los plazos de la prisión preventiva”, informó Télam. El debate se extenderá -estiman- durante todo 2018 y hay más de 200 testigos citados a declarar.
Alberto Lebbos, el padre de Paulina, advirtió que José Alperovich -que al momento del femicidio era gobernador de Tucumán- “había adelantado que se conocería el nombre del asesino”.

Según las fuentes, declarará en el juicio desde su domicilio, amparado en los fueros que le da su cargo como senador. La familia de Paulina, que será querellante en el juicio, sostuvo durante estos 12 años que “los hijos del poder” habían estado implicados en el crimen de la joven.
Gabriel Alperovich
Gabriel Alperovich, hijo del legislador y de la ex senadora Beatriz Rojkés, y Sergio Kaleñuk, hijo del secretario privado de Alperovich, fueron sospechosos en la causa y sus ADN fueron cotejados con restos encontrados en el cuerpo de la víctima. No fueron sobreseídos pero no serán juzgados en el proceso.
Sergio Kaleñuk
Aquella madrugada de febrero de 2006, Paulina salió de un boliche de la zona conocida como el ex Abasto, en la capital tucumana, con su amiga Virginia Mercado. Compartieron un remís, Virginia bajó en su casa y Paulina seguiría viaje hasta la vivienda de César Soto, su pareja. Nunca llegó.
Después de estar 13 días desaparecida, hallaron su cuerpo y descubrieron que fue asesinada. La autopsia determinó que fue asfixiada y que descartaron su cuerpo al costado de la ruta 341, a la altura de Tapia, a unos 30 kilómetros de la capital de Tucumán.

Muestrame

Mirá También

Close
Close