Doble Asesinato en el Parque AvellanedaPolicialesTucumán

La muerte de los policías causó profundo dolor entre sus compañeros

Los efectivos fueron asesinados en la madrugada de este martes.

La impactante noticia de la muerte de dos policías en la madrugada de este martes, caló hondo en el seno de la fuerza de seguridad provincial.

Sergio Páez González, de 44 años, tenía el rango de cabo 1°, vivía en Alderetes y habría sido el conductor de la patrulla en el hecho sucedido en el parque 9 de Julio. Durante un tiempo trabajó junto al sargento ayudante Jorge Antonio Álvarez, quien falleció tras sufrir una descompensación cardíaca en medio de un operativo policial en el año 2015. A partir de ese momento, Páez González formó dupla de trabajo con otros agentes.
Aunque se esperan los resultados de la autopsia, los primeros informes señalaron que recibió al menos un disparo en el pecho y dos en la espalda. El agente murió en el lugar del ataque.
Por su parte, Cristian Peralta tenía 37 años, era sargento 1° y vivía en la capital, en la zona de Villa Muñecas. Había formado una familia con Noelia Feres, también integrante de la Policía. El uniformado hacía un mes había sido papá.
El efectivo se había destacado en el campeonato de fútbol del 911 realizado el año pasado, en el cual terminó como goleador y recibió un trofeo por su actuación. Tras el hecho de esta madrugada, el uniformado tenía una herida grave en la zona de su clavícula, fue trasladado primero al Centro de Salud y desde allí, debido a su delicado estado, lo derivaron al Hospital Padilla, donde minutos después de las 7 sufrió un segundo paro cardiorespiratorio y falleció.
Muestrame

Artículos Relacionados

Close