Crisis en la CGTPolítica

Moyano, acorralado: Acuña se baja de la marcha

La protesta que organiza el ex líder de la CGT contra el Gobierno pierde apoyo. Dudas en el triunvirato de la CGT.

La movilización que impulsa Hugo Moyano contra el gobierno de Mauricio Macri pierde adhesiones y apoyo con el correr de los días. En las últimas horas, Carlos Acuña, secretario general del gremio de estaciones de servicio y uno de los triunviros que conducen la CGT, anunció oficialmente que su sindicato no se movilizarán el 21-F, a pesar de que apoya el reclamo de los Camioneros.

Moyano, contra las cuerdas. 

“Le damos argumento al mismo Gobierno para decir que los mandó Cristina (Kirchner) y no es así”, explicó Acuña en Radio El Mundo. En rigor, son numerosos los gremios que no se adhieren al paro. Los sindicatos de la construcción, metalúrgicos, colectiveros, ferroviarios, empleados de comercio, empleados de estaciones de servicio, encargados de edificios, trabajadores de sanidad, entre otros, no formarán parte de la protesta.

El presidente y el líder sindical no atraviesan su mejor momento.

La baja de Acuña no sería la última deserción que sufriría la marcha convocada por MoyanoLuis Barrionuevo, secretario general del gremio de los gastronómicos, anunciaría el miércoles próximo su postura frente a la movilización, tras un encuentro de la CGT Azul y Blanca. Los gremialistas entienden que la decisión de marchar contra el macrismo no está vinculada a las paritarias o la falta de trabajo sino a su complejo momento legal.

La Unión Ferroviaria, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) y el Sindicato de los Trabajadores de la Alimentación no acompañarán a Moyano. Tampoco estarán “Los Gordos” e “independientes”, como Armando Cavalieri (Comercio), Gerardo Martínez (Construcción), Andrés Rodríguez (UPCN), Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Carlos West Ocampo (Sanidad).

“Moyano está solo porque él se quedó solo”, dijo Rodolfo Daer, titular del sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación, en diálogo con radio La Red. El gremialista sostuvo que la marcha del 21 de febrero es un “capricho” de Moyano, que está enfrentado al Gobierno por el avance de las causas judiciales que lo involucran.

Muestrame

Artículos Relacionados

Close