Delirio Místico o Banalidad Mediática. “REZO POR NATALIA TODAS LAS NOCHES”, dijo Sergio Bujazha

Anulan la acusación contra el empresario

“No llegué a conocerla ni a tratarla (a Natalia Vargas), pero por el gran dolor que causó su pérdida, seguramente fue una persona maravillosa. Espero que Dios les dé consuelo en tanta tristeza; es imposible ponerse en tan duro lugar, pero rezo por ella y su familia, siempre”, aseguró el empresario Sergio Bujazha horas después de que la Justicia confirmara la nulidad de la imputación que habían realizado en su contra por la muerte de la médica.

El 29 de diciembre Natalia Vargas había llegado a Loma Bola para realizar un vuelo de parapente. Cayó al vacío al poco tiempo de haber iniciado el viaje y su piloto, Ariel Salazar Cardona, dijo que la médica había sufrido un ataque de pánico y que se cayó sin que él pudiera hacer nada. Sin embargo, los amigos de Natalia que estuvieron en el lugar dijeron que la víctima estaba tranquila y que ellos creían que falló la seguridad. Y la Justicia consideró que el piloto no habría realizado correctamente la revisión del equipo. Por este hecho le dictaron prisión preventiva, acusado de homicidio culposo -delito que es excarcelable- y terminó tras las rejas por entorpecer la investigación, según fuentes judiciales.

Bujazha, por su parte, declaró en tribunales en febrero y la fiscala María del Carmen Reuter consideró entonces que tuvo responsabilidad en el percance, ya que no hizo nada para controlar que sucediera la tragedia. Pero la Justicia consideró nula la acusación y, luego de confirmarse que la fiscalía y la querella no habían planteado ninguna oposición a ese planteo, el fallo de un juez de instrucción quedó firme. “Él no pudo hacer nada porque él había despegado antes que Salazar”, explicó Carlos Picón, su defensor .

“Hay cosas que nunca se supieron o no se quisieron decir. Yo estaba volando en forma independiente y cuando vi lo que pasó, aterricé y me puse a trabajar para encontrar el cuerpo, sin tener nada que ver en el accidente”, señaló Bujazha. “Desde el primer momento en que tuve contacto con el señor Vargas le dije que lo iba a ayudar y que nunca tuve otra intención más que contar la verdad”, sentenció el empresario en su cuenta de Facebook. “Cuando el caso se mediatizó salí a defender la actividad, en la que creo y por la cual seguiré luchando sin pausas. Jamás lastimé un pasajero, y jamás antepusimos el dinero por sobre la seguridad de vuelo, creando siempre una empatía entre quienes vinieron a vivir una experiencia única y quienes amamos y dejamos todo en esta actividad”.

El empresario también dijo que “los que alguna vez fueron Loma Bola saben con el amor que hacemos todo, y quienes me conocen saben los años que llevo remando en esta actividad”. “El tiempo está arrojando la verdad sobre mi proceder”, añadió.

Después de la tragedia se prohibió el parapente como actividad turística aunque después se autorizaron los vuelos deportivos.

Muestrame
Close