José López: el que recaudaba para los Kirchner

El tucumano José López y lo que dijeron los imputados a la Justicia

“Me reprocho haberme dedicado las 24 horas al trabajo y a la política y sólo los fines de semana haberme dedicado a mi familia. Ahora estoy solo y vulnerable”, dijo a la Justicia el ex secretario de Obras Públicas José López, el recaudador de los Kirchner que manifestó tenerle a Cristina Fernández.

En su declaración, el tucumano reconoció que se recaudaba dinero para los  comicios presidenciales. “La persona que me explicó cómo era el sistema de recaudación fue Julio de Vido, y me mandó a coordinarlo con Daniel Muñoz, sólo con él, porque Néstor Kirchner siempre decía ‘la plata de la política es para eso, ni entre nosotros la hablamos’. Este sistema siguió así hasta que murió Kirchner. Hasta ese momento todo era mecánico, yo tenía reuniones con (Carlos) Wagner y él bajaba mis requerimientos; a su vez, siempre yo lo hacía bajo las pautas que fijaba De Vido”, apuntó.

Lo que sigue son textuales de López:

“En 2010, con la muerte de Kirchner, se suspende todo y en enero de 2011 me llama la Presidenta y me dice ‘podés ser parte del problema o de la solución’ y me muestra el cuaderno que siempre escribía Néstor. Le conté todo, que había un sistema de recaudación con las obras viales, cómo era el mecanismo. No me dio ninguna instrucción. Según tengo conocimiento la operatoria de recaudación se detuvo por lo menos en cuanto a lo que a mí respecta. Hasta que en el invierno de 2011 viene De Vido y me dice que teníamos que retomar la recaudación para la campaña de 2011 y que mi contacto era Roberto Baratta”.

“En el 2013 aparece Sergio Massa como candidato sorpresa, un condimento nuevo: había que darle respaldo a las agrupaciones que no tuvieran intendente y que no jugaran para Frente para la Victoria. En este contexto De Vido y Baratta me dicen ‘hay que hacer la recaudación y el que va a concentrar va a ser Abal Medina’. Se lo consulte a la Presidenta y me dijo ‘hay que poner todo para ganarle a ese traidor’ refiriéndose a Massa. Alrededor de $ 100 millones se juntaron de obras para la campaña 2013”.

ESTÁ ACUSADO. El 13 de junio de 2016, José López fue detenido por la Bonaerense y conducido a prisión. telam

“A través de la Secretaria de Obras Públicas se hicieron 40.000 obras aproximadamente en los 12 años de gestión, el convenio de financiamiento se hacía con la provincia o el municipio, se remitían los fondos a la provincia, y de allí se pagaba. El presupuesto de la obra se dividía en cinco tramos, así se le enviaba el 20%, con eso comenzaba a ejecutar la obra y a medida que avanzaba la obra se iban otorgando los pagos. Con eso no se recaudaba por lo menos a nivel nacional, desconozco si la provincia. Antes de la muerte de Muñoz se comunicó conmigo Fabián Gutiérrez quien fuera secretario de Néstor y de Cristina de absoluta confianza de ambos, que quería hablar conmigo. Me manifestó que debía cambiar de lugar un dinero, no me manifestó la suma exacta pero supuse que se trataba de una suma grande. Conversamos un rato al respecto y barajamos lugares posibles, pensé, pero no le dije, en el convento donde a la postre lo llevé. El 13 de junio en la noche tarde se presentaron de parte de Fabián tres personas que me dejaron los bolsos que fueran posteriormente secuestrados, y se fueron. Yo estaba sumamente nervioso y paranoico tanto que más tarde no recuerdo exactamente la hora cargué el dinero en el auto así como el arma y me dirigí al convento”.

“No fui más preciso en algunas circunstancias en mis declaraciones por temor. Por temor a Cristina Kirchner, persona muy vengativa a quien conozco hace mucho tiempo, como dije, temor a ser descubierto o delatado, temor sobre mi vida y la de mi familia. Quiero aclarar que cuando me contactó Fabián sin ninguna duda sabía que los mensajes u órdenes que vendrían con él provendrían de Cristina. No le tengo miedo a Gutiérrez sino al contacto que él tiene, que es Cristina. A ella le temo porque es vengativa. Es obvio que creí que el dinero era de Cristina y que quien estaba enviando a Fabián era ella, y por eso le hice caso. Fue así como me dirigí al convento, y sucedió todo lo que es de público conocimiento”.

Lo que dijeron los protagonistas

Oscar Bernardo Centeno (el chofer de los cuadernos)

OSCAR CENTENO. El chofer del ex PERFIL

“Cuando falleció el doctor Kirchner en 2010 dejé de escribir porque pensé que iban a dejar de hacer esos viajes de recaudación, no anoté más ni fecha de ingreso ni nada. Cuando empiezo a ver que los vuelven hacer a los viajes de recaudación empiezo a anotar de nuevo. Cuando termina la gestión en 2015 dejo de anotar”.

Carlos Guillermo Wagner (ex presidente de la Cámara de la Construcción)

CON LA VERDAD A MEDIAS. Wagner, ex presidente de la Cámara de la Construcción, habría relatado sólo parte de la cartelización de la obra pública “K”. clarin / foto de Rolando Andrade Stracuzzi.

“Cuando José López pasó a ser secretario me llamó para decirme cómo se iban a otorgar las obras. Él decía que era para ‘el malo’, haciendo referencia a Néstor Kirchner. Cuando falleció Kirchner se paró el sistema de recaudación y luego se retomó. En 2004, De Vido me citó en su despacho y me dijo que por orden del Presidente debía garantizar en forma personal el éxito acorde a los intereses del Gobierno de las licitaciones. La obra pública iba a ser uno de los métodos de recaudación de dinero para los gastos políticos. Una vez adjudicada la obra, el compromiso era abonar para gastos políticos, para necesidades políticas, el anticipo que estaba establecido en los pliegos. El porcentaje del anticipo financiero era entre el 10% y el 20% del total de la obra, y deducidos los impuestos el compromiso era entregar la totalidad restante del anticipo financiero a modo de retorno”.

Juan de Goycoechea (empresario)

DE GOYCOECHEA.

“Cuando declaré que Baratta me hizo el pedido de dinero para la ‘campaña electoral’ en todo momento lo tomé como un eufemismo, y que en realidad lo que estaba reclamando era el pago de un “retorno”, “coima”, “soborno” o cómo quiera llamárselo, y es en este último sentido que transmití el mensaje a las autoridades españolas de la empresa. Nunca estuvo en la intención de la empresa Isolux el realizar aportes para campañas electorales. Por eso no había duda que el pago se realizaba para evitar represalias por parte de los funcionarios. Existía un gran temor en enemistarse con el gobierno, y que suspendieran los pagos o rescindieran el contrato de la obra; pues era conocido en el ambiente el trato extorsivo por parte del gobierno Kirchner hacia las empresas”.

Héctor Sánchez Caballero (IECSA)

“Tuvimos desde el inicio del gobierno del doctor Néstor Kirchner un contexto desfavorable hacia nuestro grupo empresarial en general y hacia la empresa IECSA en particular. Como ejemplo, puedo indicar que en ocasión de una reunión empresarial en Venezuela, Kirchner, encontrándose junto al entonces Presidente Chavez, le pidió a Calcaterra que se acercara y cuando lo hizo, el primero le manifestó a Chavez que era el primo de su mayor oponente político. En dicha época el Grupo perdió el Correo Argentino como primer símbolo kirchnerista de cortar con reminiscencias menemistas”.

Armando Roberto Loson

“Fuimos víctimas de requerimientos de dinero, sobre todo para las campañas, por eso las fechas que se me imputan son durante los años 2013 y 2015. En cuanto a la forma del requerimiento, en una de las reuniones que asiduamente teníamos en el Ministerio de Planificación por temas energéticos, Baratta pide verme y me escribe en un papelito $ 1,8 millón, lo que quería decir que debíamos colaborar con esa cifra. La segunda vez me lo dijo personalmente y me pidió $ 500.000. La verdad no estoy seguro ni me consta que ese dinero haya ido para la campaña”.

Rafael Enrique Llorens (funcionario)

“Ejerzo la profesión desde el año 1992 y milito políticamente en el peronismo desde 1984. En el año 2006 fui designado como subsecretario legal del Ministerio de Planificación cargo que me renovaron el 10 de diciembre de 2007 y el 10 de diciembre de 2011. Trabajando para el ministro De Vido durante ese período. Con el doctor de Goycoechea es con el único de los computados con el que hoy mantengo algún tiempo de relación esporádica porque intenté relacionarme por cuestiones profesionales y tener trabajo para mi estudio por sus contactos. El día anterior a mi detención me escribió un whatsapp para saber si sabía algo de la detención de Centeno”.

Ángel Calcaterra (empresario)

“En una ocasión Baratta me llamó por teléfono y me insinuó que tenía que empezar a aportar dinero para las campañas electorales. Después comenzó a presionarme para eso y fue así que terminamos poniendo plata en momentos de campaña electoral, porque la presión de Baratta era mucha. Las entregas de dinero que se me identificaron durante los años 2013 y 2015, corresponde justamente a lo que estoy mencionando. Esos fueron años electorales. Dichas entregas las hizo Javier Sánchez Caballero, a mi pedido, ya que éramos los que manejábamos eso. No recuerdo con exactitud los montos, pero rondaban aproximadamente los U$S 100.000 o U$S 200.000. Desconozco cuál era el circuito interno que recorría ese dinero una vez que era entregado”

Germán Nivello

“En dos oportunidades, en plena campaña presidencial de 2015, José López me solicitó que le entregara a Nelson Lazarte dinero. En esa misma campaña López se postulaba como gobernador de Tucumán y como no prosperó ello, terminó como candidato a diputado del Parlasur. Ahora bien, cuando le pregunté a López a que dinero se refería, me respondió al dinero que provenía de aportes de campaña. El dinero lo tenía López, pero él quería que le entrega la haga yo por fuera del Ministerio de Planificación. López me aclaró que no pierda los listados con el detalle de aportantes de campaña, los cuales estaban en las cajas que tenían el dinero. Tales listados estaban confeccionados en planillas en Excel. Por las entregas recibidas no se firmó ninguna tipo de constancia. Yo recuerdo que a Lazarte le entregué dos cajas con dinero en el subsuelo del ex edificio de YPF. Una de las cajas tenía     $ 700.000 y la otra de $ 500.000. Quiero aclarar que nunca participé en política, ni hice política, ni me involucré en ninguna campaña de tal naturaleza. Tampoco recaudé dinero para la política, ni para nada asociado a los hechos mencionados”.

Raúl Héctor Vertúa (empresario)

“Baratta me llama en 2010, antes de adjudicarme una obra, pidiéndome dinero en carácter de ‘colaboración’ manifestándome que ‘acá las cosas son así’. Aclaro que nunca puse dinero para lo que Baratta me solicitó”.

Julio de Vido (ex ministro de Planificación)

JULIO DE VIDO. EL CRONISTA

“Niego por completo haber recibido fondos ilegales en bolsos, bolsita, sobre, cajas y/o de cualquier otra forma o modo”.

Hugo Eurnekian (empresario)

“En alguna ocasión Baratta me consultó si quería colaborar con la campaña electoral a lo cual accedí porque de no hacerlo me parecía una forma de desprecio. Le hice entrega de U$S 50.000 y de U$S 150.000. Lo que quiero aclarar es que cuando accedí a colaborar con la campaña lo hice con dos condiciones, la primera hacerlo en blanco por lo cual le pedí documentación para acreditar el aporte que nunca recibí y lo hice con fondos que yo tenía en blanco y declarados en la AFIP. Fondos que provienen de una venta de un inmueble que también era de mi propiedad la otra condición que planteé es que el aporte era a titulo absolutamente personal. Por esas razones es que lo hice con fondos propios y las reuniones las mantuve en mi domicilio. No hay ni hubo ninguna contraprestación ni beneficio alguno ni para mí ni para ninguna empresa ya que insisto fue una decisión personal de colaborar con la campaña. Esto lo hice en todo momento desde el convencimiento que estaba de acuerdo a la ley y sin cometer hecho ilegal”.

Claudio Uberti (funcionario)

“Una de las primeras veces que fui a ver a Kirchner, en 2005, le llevé la recaudación de los corredores viales a su despacho de la calle Balcarce, quiero aclarar que siempre que llevaba una recaudación me preguntaba si eran euros o dólares, en una ocasión le llevé paquetes de pesos, euro, y peso, agarró a patadas el paquete de los pesos y lo tiró por el despacho. Kirchner era un suplicio. Yo en la campaña 2003 estuve alojado en el Hotel Panamericano, allí Relats prestaban la habitación gratis, años después en un viaje a Nueva York, yo coordinaba la agenda del ministro De Vido con los empresarios, y estábamos por aterrizar; viene Néstor Kirchner y me planta un cachetazo y me dijo ‘vos sos un pelotudo, porque sos amigo del Negro Relats y Cristina está haciendo una construcción en los sauces y necesita plata blanca, decile a Relats que va ya a Calafate’. Y le dijo a Cristina ‘él nos va a solucionar el problema del blanco que necesitas y le vamos a enchufar esa poronga que vos estás haciendo’, ella dijo que lo que estaba haciendo era lo más maravilloso del mundo. Cuando volvimos fui a verlo al ingeniero Relats, y me contestó que no, él no tenía estructura. El no estaba muy conforme con lo que le pedía, transmití su contestación a Kirchner y me pidió que le diga que no sea pelotudo que el tenia muchas obras, que lo lleve a El Calafate y que traiga a su hija. Así fue como nos reunimos con Néstor y Cristina, Relats su hija y yo. Allí arreglamos el alquiler U$S 105.000 mensuales por el edificio pelado y ellos se hacían cargo del gerenciamiento. Fuimos en un avión privado que contrato el ingeniero Relats, a la vuelta hicimos un a escala en Bariloche donde se quedó su hija. Al día siguiente al acuerdo, Relats me dijo que era mucho dinero 105.000 y que iba a hablar con De Vido para que le descuente 105.000 de lo que el mensualmente ponía, supongo que por la obra pública que tenía Relats. Cristina luego me llamó y me dijo en el gimnasio de ella en la casa de El Calafate que esto que había hecho de poner palta en blanco era muy importante para su familia, que había sido un gran favor el que le había hecho. Quiero aclarar que Cristina tenía un destrato y una forma terrible de interactuar con la gente, no te saludaba, insultaba a sus colaboradoras, especialmente a las mujeres. Néstor les pegaba a sus colaboradores. Encontrarte con ellos personalmente era terrible”.

Hugo Alberto Dragonetti

“Como ya he mencionado, es cierto que me subí al auto y ahí entregué el sobre con el dinero no recuerdo si era U$S 30.000 o U$S 35.000 o el equivalente en pesos, me encontraba solo”.

Juan Chediack (empresario)

“En esa charla estuvimos el ingeniero Wagner, el Ministro De Vido y yo. De Vido me dijo ‘si querés seguir trabajando tenés que pagar’. Realmente me sentí amedrentado con esta situación, nunca me había pasado algo similar. Yo atiné a explicarle que veníamos de una crisis, la de 2001, pero me trató de llorón, me dijo que teníamos que entenderlo que eso era así. Entendí el mensaje muy claramente y al tiempo empecé a llevarle algunas cantidades de dinero a su casa. El no me impuso montos determinados, me dijo que necesitaban plata para la política. En alguna oportunidad me hizo ir al Ministerio a la calle Hipólito Yrigoyen, esa veces me la hacía dejar en el baño. Las sumas rondaban los $ 100.000 y $ 250.000. José López tomó una significación mayor con la muerte de Kirchner porque a partir de allí él se jactaba que habla directamente con Cristina, lo decía en reuniones con empresarios. Nos reunía y nos decía ‘ustedes son unos forajidos, ustedes tienen que trabajar, si no tengo 14 tipos que quieren agarrar tu obra’. Cristina comenzó a apoyarse en él. El triángulo empezaba a ser Cristina, López, Clarens. El mismo Julio de Vido se sentía desplazado por esto. De Vido me dijo en una reunión ‘no me vengan con esos temas, esos temas los maneja José, él tiene contacto directo con la Presidenta’”.

Benjamín Romero (Empresario)

“El día antes de que se firme el decreto 113/2010 que aprobaba la renegociación del plazo de la hidrovía que fue publicado el 21 de enero de 2010, Baratta se comunicó telefónicamente con Poblete y le dijo que si no entregábamos dinero no salía firmado el decreto. Poblete me lo transmitió a mí. No había una relación de índole comercial con Baratta. Poblete se juntaba de vez en cuando con Baratta para ver cómo estaba el tema de la renegociación, nunca le pidió la plata, salvo el último día. Nos pidió U$S 600.000 y se lo dimos en dos partes de U$S 300.000”.

Enrique Pescarmona (empresario)

“Le entregué a Baratta U$S 200.000. Estoy muy arrepentido de habérselos pagado, de tener que ceder a este chantaje, que es lo mismo que tuve que hacer cuando me secuestraron. Fue una extorsión impresionante y más porque ellos paraban los pagos”.

Aldo Benito Roggio (empresario)

“Presumía que el dinero entregado a Baratta era para alguien más, presumo que era con el visto de De Vido. Que esta herramienta la utilizaron para mantener el esquema de subsidios que daban lugar a los pagos que nos exigían e, incluso, nos amenazaban de que nos podían rescindir el contrato por la falta de renegociación del contrato que las autoridades no impulsaban pese a nuestros reiterados reclamos de avanzar al respecto. Fuimos rehenes. Señalo que el procedimiento de subsidios estaba previsto en el contrato como modalidad de ajuste sea a través de la tarifa, disminución del canon o vía subsidio, a opción del Gobierno. Presumo que los superiores de Jaime conocían la operatoria, habiéndosenos impuesto un porcentaje del 5 % de los pagos recibidos al respecto. Se pagaba en dinero en efectivo, periódicamente, en general mensualmente y en la persona del Secretario de Transporte. Debimos resignar parte de nuestra rentabilidad ya que los subsidios no implicaban una mejora contractual. No tuvimos oportunidad de negarnos a esta exigencia, habiendo soportado la presión hasta el límite de nuestras posibilidades, máxime teniendo cuenta que se trata de un servicio esencial y la gran incidencia del rubro personal: 70% de los costos por operación del servicio”.

Ernesto Clarens (financista)

El financista Ernesto Clarens. ARCHIVO

“Un día me llamó José López para que le adjudique una obra a Cristóbal López, pero ese no era mi trabajo, era una obra que no estaba licitada, entonces me pidieron que llame a todas las empresas que compraron pliego para que se retiren. Actué de mensajero, y fui llamando a cada uno, y les dije: ‘muchachos córranse que la tiene que ganar Cristóbal’. Cuando uno decía eso, to dos se corrían. Era la Ruta 40, tramo Perito Moreno, Bajo Caracoles. En el sur del país. La ganó Cristóbal López”.

Hernán Diego del Río (secretario)

“Estoy asustado, que a los dos días que apareció mi nombre en la televisión, me han amenazado a dos cuadras de mi casa en una moto, dos muchachos, me dijeron que el silencio es salud, por eso estoy aterrado y hace tres días que no duermo. Tengo pánico”.

 

 

 

Fuente: La Gaceta

Muestrame
Close