Trending

El peor final de un chorro. Robó un celular, lo atrapó la policía y su mamá le dio una paliza a puñetazos limpios y se viralizó.

El joven fue arrinconado por las autoridades y llamó a su madre para tener un apoyo, pero cuando ella llegó a la comisaría estalló todo.

La policía del distrito limeño de Surquillo, en Perú, arrestó a un muchacho acusado de robar un celular en la calle. Antes de entregarse, el joven pidió que llamaran a su madre para que lo ayudara pero solo empeoró su situación porque ella le dio un correctivo apenas lo vio.

El robo se produjo en la madrugada del martes 18 de diciembre y la policía encontró al sospechoso en una vivienda del Barrio Médico de Surquillo. Arrinconado, el muchacho de 20 años pidió por su madre para que lo defendiera y la mujer se acercó hasta la comisaría. “No he hecho nada, mamá“, aseguró el muchacho, pero su madre no entendía razones mientras descargaba su frustración al ver la situación engorrosa en la que se había puesto su hijo. Como era de esperarse, el episodio no tardó en volverse viral.

Muestrame
Close