“Que me hayan dejado muchos dirigentes, me hizo un favor”

Durante su visita a Concepción, el precandidato a gobernador prometió que, si resulta electo, "habrá cambios profundos" y "los ñoquis no van a seguir estando".

El precandidato a gobernador José Alperovich estuvo esta mañana en Concepción, donde se reunió con emprendedores y vecinos del barrio San Expedito. Al hablar con la prensa, fue lapidario con los dirigentes que anteriormente lo apoyaban y luego se alejaron.

Según publicó el sitio Bajo la Lupa, que lo acompañó durante la reunión, el senador tucumano aseguró que está listo para ir a las urnas y que le es indiferente un posible adelantamiento de los comicios. “Cuanto más se adelanten, mejor para nosotros”, afirmó.

“Creo que (las elecciones) serán el 9 de junio y ya les dije a mi apoderado y a quienes me acompañan que aceptemos, que no hagamos ningún planteo; estamos listos y lo importante es que estamos llevando la palabra directa a la gente y será la sociedad quien resuelva: ellos dirán qué tipo de provincia quieren y voy a acatar lo que decida la mayoría”, declaró.

Respecto a sus 12 años al frente del Ejecutivo provincial (gobernó de 2003 a 2015), reflexionó: “aprendí mucho como gobernador, pero aún más cuando dejé de serlo, asumiendo los errores que cometí, y eso me permite hoy estar preparado para solucionar los problemas de la gente con mayor fuerza”.

Y advirtió que, en caso de ser electo una vez más, habrá “cambios muy grandes: los ñoquis en Tucuman no seguirán estando; hoy tomé la decisión de estar con la gente, no con los dirigentes. Que me hayan dejado muchos dirigentes me terminó haciendo un favor porque me saqué una mochila de encima, los cambios en mi gobierno serán profundos”.

En ese sentido, agregó que en el pasado “me contaminaba con las reuniones que organizaban mis exdirigentes; en cambio, hoy hablo directamente con la gente y conozco las realidades, necesidades y los problemas del vecino directamente, y en conjunto vamos a mejorar la calidad de vida de todos los tucumanos”.

Tras asegurar que, en caso de ganar, los cambios podrán verse en los primeros seis meses de su gestión, expresó: “quiero que el político labure los cuatro años a la par de la gente, no que aparezca los últimos dos meses, tire unos planes y vaya en la boleta. Porque muchos creen que el peronismo es tenerlos como esclavos a los compañeros por $ 3.000 y eso proliferó en la provincia no sabe cómo. ¡Pobre gente! Para ellos $ 3.000 es mucho, pero los tienen como esclavos de los políticos y eso para mí está mal”, finalizó.

Muestrame
Close