Trasladaron al oficial (…) que detuvo por robo al comisario Alfredo Pineda

El ministro Maley negó que ese cambio de destino haya sido un acto de represalia. Pineda aseguró que le “tendieron una cama”.

La aprehensión de un comisario en actividad acusado de un robo de cables del alumbrado público generó polémica. Por orden de la Jefatura de Policía, el oficial que concretó el arresto fue trasladado horas después a otras dependencias. La Justicia había pedido la detención del sospechoso, que tiene al menos otras tres causas pendientes con la Justicia y que gozó en los últimos meses de ciertos beneficios. Por ejemplo, recibió una medalla de oro y fue designado como titular de la comisaría de la localidad donde reside. El funcionario ahora fue puesto en disponibilidad.

El lunes cerca de las 23.15, personal de la comisaría de Alberdi se dirigió al paraje conocido como Camino a San Roque, donde vecinos del lugar tenían detenido a un hombre que, según creían, había intentado robar los cables del alumbrado público. Una comisión policial, al mando del subcomisario Álvaro Barrionuevo, encontró a un grupo de más de 20 personas tratando de agredir a un hombre que se encontraba refugiado en una camioneta Chevrolet S10.

Las personas no sólo acusaron al hombre del ilícito, sino que además dijeron que los había amenazado con una escopeta. También informaron que había estado acompañado por dos hombres que tenían escaleras y que huyeron del lugar cuando los descubrieron.

El acusado era el comisario Alfredo Pineda. Se le secuestró el arma de fuego que tenía en su poder y la camioneta en la que se desplazaba y que estaría a nombre de otro uniformado que podría trabajar a sus órdenes. Los agentes llamaron a la fiscalía que conduce Jorge Echayde, quien avaló la aprehensión.

El vehículo quedó incautado con fajas para que sea analizado por peritos judiciales y se confirme quién es su titular. También se esperan informes del origen de la escopeta que tenía el comisario. Trascendió que sería un arma que debería estar secuestrada, pero el detenido habría dicho que se la compró a un tercero.

Pineda declaró como imputado. Según confiaron fuentes judiciales, negó su participación en el hecho. Habría asegurado que en realidad él se encontraba con una joven en un lugar solitario y que justo en ese momento se produjo el robo y por ese motivo los vecinos lo acusaron a él. Habría denunciado que le “tendieron una cama”. Los policías no encontraron a la acompañante y hasta aquí ningún testigo confirmó la presencia de esa joven.

Distinción por pedido

En diciembre, Pineda fue distinguido por la fuerza en el acto central de la Semana de la Policía en Simoca. El comisario, que ascendió en septiembre de 2017, fue saludado personalmente por el gobernador Juan Manzur y el vice, Osvaldo Jaldo.bEn su cuenta de Facebook posteó: “Orgulloso de haber recibido de manos del señor gobernador y del señor vicegobernador la medalla de oro. A seguir poniéndole el pecho a las balas”.

 

POSTEO EN FACEBOOK. El agradecimiento del funcionario por su distinción.

“En primer lugar me gustaría decir que no se le entregó una medalla de oro, sino que fue una distinción”, explicó el ministro Claudio Maley. “Después fue distinguido por expreso pedido del delegado comunal de Santa Ana, ya que destacaron el trabajo que realizó controlando motos”, explicó a LA GACETA.

El funcionario confirmó además que Pineda ya fue puesto en disponibilidad. “Vamos a acompañar al fiscal en la investigación de este caso. Paralelamente se inició el trámite administrativo correspondiente. Hablamos con el fiscal para confirmarle que estamos a su disposición”, agregó.

Hace menos de un año fue nombrado jefe de la comisaría del pueblo, situación que no es común en la fuerza. “Es cierto que no es muy común, pero no hay nada de malo en ello. Muchas veces lo terminan pidiendo los vecinos”, explicó Maley.

“Mera coincidencia”

Momentos antes de que Pineda declarara ante la Justicia, Barrionuevo, el oficial que estuvo al frente del operativo en el que se detuvo a Pineda, fue notificado de que debía dejar la comisaría de Alberdi, donde se encontraba hace dos años, para hacerse cargo de las dependencias de Huasa Pampa, La Invernada y San Ignacio, todas en el sur de la provincia

“Es una mera coincidencia. Su traslado tiene que ver con la falta de personal en esas comisarías. Esa decisión se la tomó ayer (por el lunes) al mediodía. Todo lo que pueda decirse son meras especulaciones”, apuntó Maley.

Muestrame
Close