De playero a ser un acaudalado finquero: Julio Jalit, el hombre de la frase que avergüenza a toda Salta

Intendente salteño recorre los medios nacionales con su lamentable frase que quedará inmortalizada. "Para robar hay que ser inteligente y yo me considero un tipo inteligente".

«Para robar hay que ser inteligente y yo me considero un tipo inteligente», sostuvo Julio Jalit, intendente de Pichanal en Salta, durante al apertura de las sesiones legislativas. Aunque en las redes sociales provocó un fuerte repudio, en el recinto lo aplaudieron.

Lo que hay que analizar si la frase fue un furcio, una casualidad o una causalidad. Veamos el recorrido de Jalit.

Entre el 2006 al 2010 por lo menos puso 10 campos a su nombre con más de 3 mil hectáreas.

En la pobre Pichanal recuerdan que su intendente Julio Jalit, antes de iniciar el primero de los tres mandatos que lleva como jefe comunal desde 2003, era un empleado más en una estación de servicio de la empresa K y M (Klarmann y Macarón). En 2014, el periodista de El Tribuno, Antonio Oieni recordaba que al menos tenía puestas a su nombre diez fincas que compró entre 2006 y 2010 en San Martín y Orán.

A siete de esos campos, que totalizan unas 3.000 hectáreas, los adquirió después de que se aprobara en Salta el ordenamiento territorial de bosques y la Corte Suprema suspendiera los desmonte en Orán, San Martín, Rivadavia y Santa Victoria en marzo de 2009.

¿Con qué dinero se convirtió en diez años en acaudalado terrateniente y potentado de granos? Esa es una pregunta que espera respuestas de la Justicia desde hace años, cuando concejales de Pichanal llevaron a los tribunales de Orán las primeras denuncias contra Jalit por presunta malversación de fondos públicos y enriquecimiento ilícito.

Dejanos tu Comentario

Muestrame
Close