Narcotráfico: “El Gordo” Saucedo, el capo narco que cobraba sueldo municipal y era dueño de medio Itatí

Buscado desde 2017, fue detenido en Paraguay y este jueves será trasladado hasta Comodoro Py para ser indagado.

«Lucho Saucedo es capo, es dueño de todo Itatí, maneja camionetas y camiones para llevar la droga», declaró un arrepentido. Esa es una de las referencias más contundentes que figura en la causa que investiga cómo tres bandas narcos movían miles de kilos de marihuana desde Paraguay hacia la Argentina, a través de Itatí, un pueblo de apenas 8 mil habitantes.

Luis «Gordo» Saucedo y Antonio Navarro, detenidos en Paraguay tras mantenerse prófugos desde 2017 en la causa por el tráfico de seis toneladas de marihuana por semana desde ese país a la ciudad correntina de Itatí, serán indagados este jueves por la Justicia federal porteña, tras su arribo a la ciudad de Buenos Aires, programado para el mediodía en un avión de Gendarmería Nacional.

Los voceros dijeron que ambos detenidos, que este miércoles por la noche fueron expulsados de Paraguay y entregados a Gendarmería Nacional a través del paso fronterizo entre la localidad de José Falcón y la ciudad formoseña de Clorinda, arribarán a primera hora de la tarde a la Capital Federal a bordo de un avión de Gendarmería Nacional que aterrizará en el Aeroparque.

Desde allí, los dos detenidos serán trasladados a los tribunales federales de Comodoro Py 2002, donde serán indagados por el juez Federal Rodolfo Canicoba Corral, quien quedó a cargo de la causa en reemplazo de Sergio Torres.

Luis Alberto Saucedo (izquierda) fue entregado por Paraguay a las autoridades argentinas.

Saucedo (38), uno de los narcos más buscados del país, y Navarro fueron capturados cuando se trasladaban en una camioneta Toyota RAV 4 por la ciudad de Pilar, a 360 kilómetros de Asunción, tras un operativo efectuado por Secretaría Nacional Antidrogas del Paraguay (SENAD), la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y la Gendarmería Nacional.

Las detenciones se produjeron a sólo una semana del inicio del debate oral en el que son juzgados 31 integrantes de la banda que fue desbaratada tras los procedimientos realizados en 2017 en el llamado «Operativo Sapucay» , entre ellos el ex intendente de Itatí, Natividad Terán, su vice, e integrantes de distintas fuerzas de seguridad.

En la causa que instruyó el ex juez federal Torres, está acreditado que Saucedo, que cobraba un sueldo de 7.000 pesos como empleado municipal, tenía una flota de 25 vehículos de alta gama, entre autos, camionetas e incluso una lancha, y tres propiedades inmuebles en Itatí.

 

La sospecha es que esos vehículos eran utilizados por la organización narco para trasladar la marihuana que era traída desde Paraguay y luego enviada a la Capital Federal y siete provincias, entre ellas Santa Fe, donde parte de la droga era recibida en Rosario por «Los Monos».

Además de «Los Gordos», funcionaban otras dos bandas en Itatí, una de ellas liderada por Carlos «Cachito» Bareiro, que la manejaba desde una cárcel en Chaco, y otra por Federico «Morenita» Marín, detenido en octubre de 2018.

Todos comenzaron a ser juzgados el 28 de agosto junto por «asociación ilícita en concurso real con el delito de tráfico ilícito de sustancias estupefacientes -en la modalidad de comercio-, agravado por haberse servido de menores de 18 años y por la intervención de funcionarios públicos».

 

El ex intendente de Itatí, Natividad Terán, en la primera jornada del juicio. (Juan Manuel Foglia)

 

 

La investigación comenzó en 2014 cuando Torres buscaba saber cómo se abastecían las bandas de narcomenudeo de la ciudad de Buenos Aires y de ahí llegó a Itatí, una ciudad de sólo 8000 habitantes, donde operaban las tres organizaciones narco.

Cuando la causa fue elevada a juicio, se dio por probado que Terán y su vice «se encargarían de coordinar parte de las maniobras destinadas a la movilización de los narcóticos y de oficiar a favor de los miembros de la asociación para lograr su impunidad», y también se dedicarían a «movilizar el dinero obtenido como consecuencia del accionar delictivo para mantener su vigencia».

Las maniobras comenzaron en mayo de 2014 y se determinó que la marihuana provenía en «panes» o «ladrillos» por vía fluvial desde Paraguay, para luego ser distribuida en la Capital Federal y las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Chaco, Santiago del Estero y Mendoza.

 

 

Dejanos tu Comentario

Close