JUSTICIA CALLEJERA. Chorro recibió la paliza de su vida por robar un celular a una estudiante

El delincuente se cayó de la moto cuando intentaba huir y un grupo de obreros lo redujo.

Tras arrebatarle el celular a una adolescente que acababa de salir de la escuela, un grupo de obreros lo atrapó, los transeúntes comenzaron a golpearlo y, finalmente, la Policía se lo llevó con el rostro cubierto de sangre.

El chorro fué atrapado y golpeado por vecinos y transeúntes pero el chorro que iba manejando la moto consiguió huir se llevó el teléfono de la joven estudiante.

Fue hoy al mediodía, en la esquina de Amador Lucero y Crisóstomo Álvarez, cuando salían los alumnos de las escuelas Urquiza y Patricias Argentinas. En ese instante se acercó una motocicleta con dos hombres a bordo y uno de ellos le arrancó el celular de las manos a una jovencita de 16 años.

La víctima comenzó a gritar y los delincuentes escaparon a contramano por Crisóstomo. «En un momento el conductor hizo una maniobra brusca para esquivar a un auto y su compañero cayó del rodado», contó Lucas Lacci, un testigo del hecho.

Este agregó que un grupo de obreros que trabajaba en la zona corrió hacia el ladrón y lo redujo. «Rápidamente la gente comenzó a rodearlo y algunos los golpearon durante los 10 minutos que tardó en llegar la Policía», relató Lacci. 

Dejanos tu Comentario

Close